miércoles, 22 de enero de 2020

Porno de bajo presupuesto sobre gente muy rica

Porno de bajo presupuesto sobre gente muy rica

Las películas porno de los 70 hacían ver el mundo como era en ese momento: la riqueza conocida de los ricos y las películas donde era mejor hacer solo una toma.

El cine porno chileno de los años 70 se trataba de calidad documental. Bueno a decir verdad a los realizadores les importaba un comino la calidad ya que su finalidad era ganar dinero lo más rápido posible haciendo lo todo lo que se podía con el bajo presupuesto que tenían. Quizás esta finalidad es lo que hizo grandes estas películas y que tuviesen tanto éxito.



En los años 70 la única forma de hacer películas era con rollos, cintas, es decir, los que se montaba en las cámaras con motores. Para los que sean más jóvenes, antes se rodaba con carretes de cinta, no como ahora, que es todo con tarjetas de memoria o elementos digitales. Antes no se podían ver las escenas de Tigreporno en el instante como ahora, había que ir a un laboratorio especial y revelarlas, lo cual se tenían en varios días las grabaciones listas para verlas. Las cintas eran caras y el trabajo del laboratorio mucho más. Después había que montar uno a uno los trozos de las cintas, como si se tratase de un rompecabezas o un puzzle. Todo esto llevaba muchas horas de trabajo y mucho dinero porque además cobraban por horas. En resumen, la realización de una película era mucho mas caro que a día de hoy y eso que no os he mencionado el tema de fotografía y de sonido, que era muy difícil de registrar porque no existían los micrófonos inalámbricos y había que doblarlo después. En resumen todo era mucha mas complicado que hoy y mucha más caro por lo que las primeras tomas eran las seleccionadas.

Todo esto ocurría en todas las temáticas de cine pero era mucho más complicado en el porno. Lo bueno es que en los principales mercados del mundo se había convertido en legal pero no se respetaba. Los que trabajaban es esto no eran muy de ir a folladas y había que tener una disposición especial para atreverse a salir delante de una cámara teniendo relaciones sexuales. En general se trabajaba con lo que había. Con el paso del tiempo cuando el género se convirtió en industria, aparecían más actores y se encontraron trucos para disminuir los gastos.



El primer éxito del porno fue en 1974 con la película Emmanuelle, aunque no fue tanto éxito, pero lo que empezó a triunfar de verdad fue el porno de violaciones xxx, que es la mezcla sel sexo dominicano con el lujo. Se lo relacionaba un poco con la decadencia de la gente rica y el sexo perverso, que fue cuando empezaron a incluir en el porno el sexo anal, los tríos, las escenas de lesbianas y lo favorito de todo el mundo las orgías. Esto era lo favorito de los más ricos y las mujeres reprimidas para liberarse física y mentalmente. Durante 10 años triunfó en el porno europeo y encajaban muy bien los presupuestos. Algunas personas prestaban sus coches o sus barcos de lujo para algunas escenas, se rodaban en lugares turísticos como en castillos o museos cuando estaban cerrados. Todo esto le daba un lujo perverso y llamativo, que es lo que querían los directores. El mundo de los ricos y perversos del porno es como un cuento de hadas donde hay mucho dinero.

En 1982 se rodó y estreno la película española Christina y la reconversión sexual estrenada en los cines y dirigida por Francisco Lara Polop. La película era en ingles porque tenía capital de Estados Unidos. La protagonista era Jewel Shepard y con un elenco bastante grande debido al bajo presupuesto. La película trata sobre una mujer joven con mucho dinero al que todos los hombres deseaban tener. Un día es secuestrada para pedir un rescate de muchos millones. Al final consigue escapar y sus secuestradores son condenados. Al principio se ve poco porno y lo que sale es porno heterosexual y romántico. Cuando es secuestrada un grupo de mujeres muy sexys se montan una escena lésbica. Al final de la historia vuelve a ser como al principio, escenas de sexo normales. En resumen, Christine aprende el valor de la empatía, la humildad y el auténtico amor.

En el núcleo de la película hay escenas de celos y mucha violencia entre las mujeres, cosa que nos hace ver que lo más importante es el aprendizaje moral de su protagonista que se da cuenta de que lo esencial no es lo material que uno siente. La reflexión más importante de la película es ver como el sexo es una metáfora de perversión para que el espectador logre excitarse y que al mismo tiempo tenga una coartada moral. Los ricos acababan siendo unos pervertidos mirando el cuerpo de la protagonista. La película está mal rodada porque se hizo en muy poco tiempo y con lo primero de lo que disponían, algunas escenas en la calle y otras en casa u hoteles. Se aprecia a la perfección cómo  era el mundo del porno en aquella época. Algo para recordar, la auténtica historia pura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.